Carta, poema, canción y dibujo para Luciano

Agradecemos inmensamente esta carta.
Un saludo, un abrazo, y una sonrisa cómplice.

    CARTA

Hoy escribo desde páramos indómitos, referidos no necesariamente al lugar físico y temporal en el que me encuentro, sino más bien a lugares de mi interior que se conectan íntimamente con un otro, en un espacio que a pesar de las distancias sientes a otro ser vivo palpar tan cerca, como si respirara en tu oreja, tan así que la alusión a su imagen se transforma en sensación, conciencia y acción, en sutiles aspectos que me conflictúan con la “realidad” que cohabito con mis queridos acompañantes, aspectos que me cobijan y me inspiran en todas las posibles y hermosas formas. Desde estos páramos de memoria activa y magia viva, primitiva y peculiar es que con mi cachorritx pequeñx te regalamos un pedacito de nuestra vivencia contigo, materializada en carta y dibujo. Con vivencia, no me refiero solo a la imagen distorsionada que los rayos catódicos o la tinta podrida muestran de ti, sino al conjunto de perspectivas y circunstancias que te rodean, a las personas que velan por ti y te mantienen vivo en la palabra y la acción, cruzando todas las lenguas y realidades, imitando los volcanes del Cinturón de Fuego del Pacífico, emanando magma ardiente por todos los lugares donde se ha levantado tu nombre y erigido tu entereza, y la del resto de lxs que enarbolan las palabras de lxs inquebrantables…a lxs que hemos valorado y abrazado tu sensibilidad. También está la inmensa mayoría estandarizada que busca justificar su inllevadera normalidad a través de la imagen espectacular que el departamento de la Neolengua, en sentido Orweliano, ha convenido crear entorno a ti, imagen exigida y proyectada a mandado de aquellxs que usufructúan con el sistema y la miseria colectiva de la sociedad tecno-productiva a la que hemos llegado. Y como dicen lxs de tu manada, amigxs y amantes, nos gustaría abrazarte, lamer tus hermosas marcas de arrojo, tus ojitos de mapache y revolotear con tus rizitos, que mi chiquilinx dice te hacen muy parecido al principito de Antoine Saint-Exupery  y que con risa le digo que eres su primo lejano, y que probablemente más de una cosa tengan en común. También mandamos energías a lx(s) personx(s) que mantiene(n) tu espacio de información en particular y el resto de espacios en donde somos capaces de interaccionar: ¡Ojalá sepan el rol fundamental e invaluable que han estado desempeñando!: Han sabido mantener libres a nuestrxs hermanxs! porque no hay peor derrota que el olvido, la lastimería, dejar que el miedo nos sepulte en la inacción, en guardarse y esperar que pase el peligro, esxs, me dice la experiencia, terminan guardándose para siempre y esperando con lástima, tal buenx cristianx, las condenas de nuestrxs “pobres compañerxs”, porque si es así, le damos al poder lo que siempre ha buscado: la capacidad de manejar nuestra libertad en todas sus dimensiones: física, mental y espiritual, y para eso, según lo veo, ya no habría nada que conversar. Porque yo Luciano me siento preso cuando veo las imágenes de la cárcel, cuando veo el festín de las bestias entorno a ti, cuando veo la aceptación y hasta la glorificación de la cárcel-trabajo, porque tú adentro de las mazmorras me recuerdas que gran parte de mí también está presa y condicionada, porque así de importante veo este trabajo que hacen lxs hermanxs: Te mantienen afuera, en la memoria activa, no en esa memoria lastimera y pasiva del que se ajusta a la realidad, del que abraza la esperanza en la institucionalidad, esa memoria reduccionista y conformista no la queremos, ni necesitamos, aduciendo a la lástima que algunos personajes muestran públicamente por tu situación. También abrazar a los que son capaces de cuestionar(se) radical y profundamente, de adentro hacia afuera, las circunstancias que nos a tocado compartir.

Con esta idea de mantener comunicación e interacción para romper el aislamiento, es que quiero responder un par de ideas que el Luciano ha esgrimido en sus comunicados:

    “…El poder ambiciona con mi juicio, que la señora en la casa le diga a su pequeño rebelde que así terminamos lxs idealistas, lxs que nos atrevemos a soñar, que ni lo piense, que se empieza con la rebeldía propia de la edad y que si no se frena puede terminar en terroríficas consecuencias, justificar a través de mi ejemplo, el sistema carcelario, la represión por el “bien de nuestrxs hijxs y el futuro”

Para lxs que hemos tenido la oportunidad de compartir constantemente con niñxs, por una crianza compartida o directamente por ser padres o madres, vemos como el medio de uniformización estandariza a nuestrxs pequeñxs con sus valores en colegios, jardínes y, de manera muy fuerte, en sus espacios de “ocio”, invadiendo sus cuerpos y mentes con estructuras específicas del lenguaje y la racionalidad tecnócrata, desechando todas las demás aproximaciones a la realidad que bien conocieron algunas culturas: la intuición, las sensaciones, la percepción del tacto y el olor…-el instinto en su estado salvaje-, muchas veces abrazando el silencio antes que las palabras; con lo cual no me refiero a negar el lenguaje como medio, pero si a entenderlo como una posibilidad dentro de varias, claro está, con muchas limitaciones.

Respecto al rol ejemplificador del que habla Luciano, solo me resta mencionar que mi retoñitx sabe de ti, sabe tu historia a través de un cuento lleno de enseñanzas y personajes, sabe de las “tortugas salvajes”, sabe que abrazar ciertas luces, aunque sea por milésimas de segundos puede ser infinitamente más placentero que abrazar la normalidad por la eternidad, sabe de la aventura, de la alegría salvaje y por supuesto también de los riesgos, riesgos que se asumen sin miedos, con amor y en libertad. Esta es mi forma de romper el silencio, buscando compartir con unx niñx salvaje las situaciones y personajes que puedan aparecer en su paso por estos páramos. Me pareció una buena forma de no caer en cosas que me parecen tan nocivas para lxs chicuelxs, como la “formación” y alineación, el levantamiento de héroes, mártires o imágenes a seguir. Pero ha surgido que él/ella ya sabe que uno de los personajes de sus cuentos tiene correlato con la realidad, a lo cual yo le respondí con una sonrisa cómplice y de ahí ha surgido este gesto, mágico en sí, como los momentos exquisitos entre Miguel de Unamuno y sus personajes. También siento (y depués pienso) que no me interesa formarlo en las ideas, ni en las prácticas, tuyas, mías, ni las de nadie, sino que crezca desarrollando su instinto e intuición, sentir y pensar, y si es que en algún momento nuestras peculiaridades se encauzan hacia un mismo mar, lo abrazaré con la complicidad y alegría salvaje de los que se reconocen en caminos que no dan vuelta atrás.

    Como dice este POEMA:

    “…He abrazado el erotismo y desechado la pornografía,
    He abrazado el cotideano y lo inesperado, incinerado la representación mercantil de la vida y la noción religiosa de la esperanza y la postergación:
    Haciedome amante de la vida y no de las oportunidades de la vida,
    queriendo el aquí y el ahora, no el más allá ni el después.
    Porque desde hoy he decidido degustar mi vida y la de otras personas como la combustión espontánea de millones de hojas guiadas por los vientos del placer,
    como los muertos alimentan la tierra y la tierra alimenta a la vida…”

Terminaría gritando y exigiendo tu libertad, pero pecaría de soberbix e ingenux, porque sé que tú nunca les darás la capacidad de quitártela, por lo menos no en sus formas más esenciales. Esa libertad, que como alguien dijo, es como una llama, un espíritu…y eso mi hermano, tú ya se lo haz arrebatado a la sociedad. Y también se que el resto de lxs que estamos en esta cárcel un poco más amplia no dejaremos nunca que te sientas solo. Nuestro amor lo sentirás, no dudes de ello mi amado amigo, en todos los incontables gestos que vendrán y que de hecho ya se están gestando y materializando, por la liberación de tu cuerpo terrenal y la de todx ser vivx sometido y domesticado por la civilización, particularmente en las cárceles. La acción espontánea de los que no esperan, menos esas condiciones objetivas (contexto) y subjetivas (más lenguaje) de las que tanto se hablan, se irá gestando multiplicativamente, como bien tú dices, desde la solidaridad como el primer eslabón en un efecto domino, parecido al efecto potenciador que nos enseña la teoría del caos: “el aleteo de una mariposa  puede cambiar las condiciones enteras de la vida”. Acción que surge y surgirá desde el instinto y la intuición mismas, desde el llamado del “Espíritu del bosque” de Miyazaki y “de la Rayencita y su Espíritu del Río” de Morales.  
Finalmente, recordar que las cartas, dibujos, respuestas y cualquier tipo de interacción con lxs hermanxs es mucho más que un gesto simbólico, es una acción real y directa que arrebata de las garras del aislamiento y la soledad a nuestrxs hermanxs, porque en la memoria y la acción activa el poder lo va a pensar 2, 3..o 1000 veces antes de retener a lxs indómitos en las mazmorras dantescas producto de este hermoso efecto llamado solidaridad, que se expanden caóticamente como las raíces del árbol que silenciosamente destroza cañerías y derriba edificios.
 
Me gustaría compartir canciones contigo y que espero algún día, yo en guitarra y el/la pequeñx en el xilófono, mientras besamos tus ojos, acariciamos tu frente y jugamos con tus rizitos, te arropemos y hagamos dormir con ellas bajos las estrellas…
después de un hermoso día disfrutando de la nada…
después de un hermoso día de haber gozado de los frutos del jardín de las peculiaridades.
Por mientras te dejó la letra de una canción en el dibujito que te mandamos y tipeada más abajito por si no me entiendes la letra.
 
Unx niñx salvaje y otrx que busca volver a estxs.

    CANCIÓN

 

    Te han sitiado corazón y esperan tu renuncia,  
    los únicos vencidos corazón, son los que no luchan  
    No te entregues corazón libre, no te entregues  
    no los dejes corazón que maten la alegría,  
    remienda con un sueño corazón, tus alas malheridas  
     
    No te entregues corazón libre, no te entregues,

    Y recuerda corazón, la infancia sin fronteras,
    el tacto de la vida corazón, carne de primaveras,
     
    No te entregues corazón libre, no te entregues  
    se equivocan corazón, con frágiles cadenas,  
    más viento que raíces, corazón, destrózalas y vuela  
    No te entregues corazón libre, no te entregues  
    No los oigas corazón, que sus voces no te aturdan,  
    serás cómplice y esclavo corazón, si es que los escuchas  
     
    Adelante corazón, sin miedo a la derrota,  
    durar, no es estar vivo corazón, vivir es otra cosa.

About Solidarixs

Sitio en solidaridad con Luciano Pitronello. Nuestro mail de contacto es: solidaridadactiva[a]riseup.net
This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *