Resumenes del 3er al 6to día de juicio del Tortu

Resumenes del 3er al 6to día de juicio del Tortu

El juicio se inicio con el testimonio e interrogación del guardia de seguridad del edificio donde vive el hermano de Luciano. Si bien este testigo reconoce a Luciano como el hermano del dueño del depar-tamento, no logra reconocer la moto que se le muestra (moto que supuestamente sacó Luciano), reconociendo el color

pero no el modelo. No vio la placa patente, ni estuvo al momento en que supuestamente Luciano saca la moto del edificio. La defensa se encargó de dejar clara esta situación.

El testigo que siguió fue el dueño de la moto a la cual le robaron la patente. Este solo señala que la patente de la moto encontrada en el lugar corresponde a la patente que le robaron en Santiago Centro hace un tiempo. Nótese cómo la prensa influye en las personas: a la pregunta del fiscal: “¿Cuándo reconoce la patente?”, el testigo señala que “usaron la patente para ponerla en una moto y tirar una bomba al banco, en el caso bombas”. La defensa no hizo preguntas.

Luego vino otro testigo de la fiscalía: Un comerciante que tiene un bazar cercano a la casa okupa donde supuestamente vivía Luciano. Este testigo cae en varias contradicciones entre la declaración que le dio a la policía y la que realiza en el juicio. Por ejemplo, parte por señalar que él no sabia como se llamaba ni como le decían a Luciano, solo lo veía cuando iba a comprar…pero a la pregunta posterior del fiscal: “¿sabe cual es el apodo del imputado?”, el testigo responde “si, Tortuga”. Cuando la defensa le pregunta cómo sabe esto si había dicho lo contrario, el testigo se turba y señala que “lo escuché cuando fue con unos amigos”… sin embargo, en su declaración escrita señalaba explícitamente que “el acusado siempre venia a comprar solo, nunca con más gente.”

El testigo señala además que no sabia donde vivía, pero sabia que era “de ese grupo, de los que se hacen llamar okupas” ¿cómo? Porque venía “de esos lados”, vestido de negro, con chaquetas que decían okupa, y que la casa estaba pintada por fuera y decía okupa también.

La defensa lo hace aclarar que nunca llegaron los pacos, o los bomberos, ni que la casa estaba clandestina, y que Luciano solo compró cosas para comer en el bazar, nunca compró cables, ni cosas así.

Surgió el problema de que en la declaración escrita, el testigo da nombres y apellidos, pero el testigo señala que a él le mostraron unas fotos y asi fue reconociendo a las personas. Por esto, la defensa cuestiona quien hizo la declaración, porque ya pasó que un testigo dijo que la declaración no era suya. Ver dia dos

Luego viene la persona a cargo de reparar y mantener la sucursal del Banco Santander donde explotó el artefacto. Lo relevante de este testigo es que la fiscalía intenta hacer ver que el daño provocado fue enorme, mostrando fotos (bien miserables) en las que se mostraban vidrios rotos en mil pedazos, una puerta rota, y un pilar y el techo manchados de hollín. La defensa, logra dejar en claro que los trabajos no demoraron mas de 1 semana, fuera del horario del publico, y que aquel día, la atención del público se retrasó solo en aprox. ½ hora. Lo comparó con un alunizaje, señalando el testigo que entre uno y otro no había mucha diferencia en el tiempo de reparación. Además, se señala que solo una puerta se rompió, la otra se trizó solamente.

Por ultimo, se discute la declaración del testigo, pues nuevamente hay contradicciones entre lo dicho por el testigo en el tribunal y lo dicho ante la policía. Finalmente, el testigo reconoce que no leyó la declaración, pues le hicieron las preguntas mientras estaban arreglando el banco para que pudiera entrar la gente, habían muchas personas y mucho movimiento, por lo cual el simplemente firmó la declaración sin leerla.

Por la tarde, el juicio continuó con la declaración de un policía de la Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros que estuvo a cargo de retirar el lienzo colgado en las afueras de la clínica en donde estaba Luciano, lienzo que también fue exhibido en la audiencia como una de las pruebas. Habló también de cuando rompió las cadenas de custodia de unas pruebas (dos cascos y una patente de motocicleta) para enviarlas al Laboratorio de Carabineros y ser analizadas.

Luego, el director de la Clínica INDISA, en donde Luciano estuvo hospitalizado por casi tres meses. Fue una declaración bastante técnica, ya que sólo relató las consecuencias médicas del fallido atentado. Otro punto que tocó, fue la llamada que una mujer realizó al hospital el día 2 de junio de 2011, amenazando con que “un grupo de personas disfrazadas de paramédicos, atentaría contra Luciano Pitronello”. Debido a esta llamada, la policía pudo obtener la custodia del compa, ya que antes sólo podía hacerlo de civil.

La audiencia finalizó con una extensa lectura de los informes médicos emitidos por la Clínica INDISA, en donde se daba constancia de la evolución del Tortuga.

Para cerrar, se dijo que ya quedan pocxs testigxs, por lo que esta etapa (declaraciones de testigos) terminaría quizás el jueves, para continuar con las pruebas y peritos.

Cuarto dia de juicio

Durante el cuarto día de juicio oral contra el Tortu, sin estar satisfechos con lo morboso que fue la prensa durante el accidente de Luciano, los peritos exhibieron restos orgánicos que fueron encontrados en el sitio donde le habría ocurrido el accidente, afirmando que las muestras de ADN coinciden con las del Tortu.

Durante esa exposición, la madre del Tortu decide abandonar de manera voluntaria la sala.

Trozos de dedos y uñas fue lo hallado en el lugar del accidente, que según declaró el Suboficial del Departamento de Criminalistica de Carabineros, Juan Sanhueza Mella, al comparar las huellas de los restos encontrados con la base de datos del Registro Civil, arrojó que corresponden al Tortu, y al concluir la audiencia, el Fiscal jefe de la Fiscalia Sur, Raúl Guzmán se llevó la caja con las pruebas biologicas en su interior, que inculparían a Luciano por colocación de artefacto explosivo en el banco.

Quinto día de juicio

Extraido de Viva la anarquía

El 5to día de audiencia en el que el compañero Luciano arriesga 15 años de presidio por el delito de colocación de artefacto explosivo terrorista comenzó con la declaración de peritos de el GOPE (grupo de operación especiales) y LABOCAR ( laboratorio de criminalística de carabineros). El primero hablo sobre el informe realizado a la motocicleta en la que se supone que viajaba Luciano con su acompañante este constato en descartar en que la motocicleta traía consigo y/o adosado algún tipo de artefacto. El segundo perito llamado Rafael Cares se refirió al informe pericial del sitio del suceso, vale decir, las afueras del banco y la entrada de este, además de la motocicleta y cascos. El informe pericial constaba del levantamiento de todas las evidencias como; ropa, partes del artefacto, restos orgánicos y/o biológicos, etc. estas evidencias después de levantadas son llevadas al laboratorio y ahí se le realizan diversos exámenes como comparación de ADN y examen de pólvoras etc.. En el caso de la motocicleta que se encontraba en dependencias del GOPE realizo levantamiento de huellas, encontró 3 rastro papilares no aptos para detectar dueño. Este mismo policía fue quien tomo las muestras de ADN a Luciano y a su hermano el cual voluntariamente se acerco al laboratorio. El artefacto de Luciano fue comparado con los más de 150 artefactos colocados en lo que respecta en sistemas de activación y similitud de pólvora, se encontró gran parecido con los artefactos de el BBVA y BCI de la comuna de Las condes en el año 2011 en el mes de febrero el día 10 y 11 de febrero respectivamente.

A él compa los carceleros le levantaron el castigo previa petición de la defensa. Se esperaba que juicio durase varias semanas más pero según lo que estima el tribunal no va a sobrepasar la próxima semana.

En la sala de audiencias de forma permanente el fotógrafo del diario el Mercurio insistía con fotografiar el rostro de Tortuga pese a que el tribunal le reitero de que no podía hacerlo,asquerosos carroñeros.


Sexto día de Juicio

El perito de la DIPOLCAR, Cristián Pérez Mancilla, realizó el análisis de videos de cámaras de seguridad:

Cámara de seguridad calle carmen 77. Muestra imágenes 20 minutos antes del atentado: una moto se detiene con dos ocupantes. Sitúa a Luciano y a su acompañante por las características de las vestimentas, los cascos y la moto.

Cámara de seguridad de Vic. Mackenna a la altura de Irarrázaval. A las 02.22, es una cámara denominada “domo” que tiene movimiento automático y muestra la moto detenida en toda la esquina, aún cuando el semáforo les da verde. El perito presume que estarían reconociendo el movimiento de tránsito y peatones por el lugar.

Cámara de seguridad de MEGA (Ubicado por la misma altura del banco al frente). En esta cámara la fiscalía hace presente que el registro de la hora está malo. Apunta por Vic. Mackenna al norte, (en diagonal a la posición del banco para que se entienda). Muestra que la moto baja en dirección al sur por Vic. Mackenna, luego muestra el destello de la detonación, que dura una fracción de segundo y cómo los autos empiezan a detener su marcha, algunos incluso dan la vuelta.

4) Cámara de seguridad de MEGA. Apunta por Vic. Mackenna al Sur, imagen tapada casi por completo por árboles de lugar. Muestra que la moto se detiene, el destello de la detonación y que la moto enciende y avanza hacia el sur (imágenes más difíciles de ver, los jueces piden repetición).

Cámara del banco Santander. Video con el que ya se hizo un festín morboso la prensa burguesa, pero con un poco más de extensión. Muestra que la moto pasa de norte a sur por Vic. Mackenna, muestra a una persona acercándose pegado a la pared al lugar, luego la explosión con todos los daños de Luciano, los autos que se detienen, el taxista que lo auxilia, cómo empieza a juntarse la gente, la llegada de carabineros (uno de ellos se acerca sin ningún tipo de medida a la entrada del banco), en este video el perito destaca también el paso de un hombre con un carro por la vereda cuya actitud hace presumir que de pura coincidencia pasaba por el lugar, sin notar mucho lo que pasa, por lo que se explaya en presunciones que dicen relación con que esa persona hubiese pasado justo cuando el artefacto hubiese explotado (si la colocación hubiese sido exitosa), se muestra también la llegada de la ambulancia, el GOPE acordonando el lugar y cuando la gente se comienza a dispersar.

Cámara de seguridad de Lira con Marcoleta. Se muestra la moto abandonada en una plaza y cómo el supuesto acompañante se retira del lugar (imagen muy rápida, no se aprecian detalles). En este punto se discutió que se mostrara la imagen del acompañante, puesto que en la audiencia de preparación se señaló que tal video sólo se mostraría hasta el abandono de la motocicleta, y no tenía por qué incluir las imágenes posteriores a eso. El tribunal rechazó la objeción de la defensa y permitió que se mostrara el instante posterior en que se ve al acompañante una vez que ya hizo abandono de la motocicleta.

Análisis de contra información
. El objetivo aquí fue que analizara las “vinculaciones previas del imputado con miembros y corrientes ideológicas de carácter anarquistas”.

Este perito centró todo su análisis en señalar que los antecedentes apuntaban a que Luciano sería el acompañante que estaba con Mauricio Morales cuando él murió por explotarle el artefacto. En este sentido dijo que Luciano se reconocía como un anarquista insurreccional, se iba a referir a la carta que Luciano habría escrito, y en este punto la defensa objetó porque expresamente quedó excluida como prueba en el juicio y por tanto no se podía referir a ella. El análisis del Tribunal al respecto fue bueno: señaló que hablar de la carta vulnera su derecho a guardar silencio (puesto que Luciano señaló que no iba a declarar); que la carta fue excluida de forma expresa por el tribunal de garantía y no se excluyó sólo materialmente sino que sobretodo su contenido (sino no tendría sentido pues cualquier perito o testigo podría aprendérsela de memoria y leerla burlando la medida, lo que no tiene lógica); y finalmente la jueza estuvo por rechazar la referencia a la carta porque se trata de hechos posteriores al hecho investigado que por lo tanto no le compete al tribunal conocerlos.

Tras el rechazo de la carta, el perito recondujo su declaración a señalar cuáles eran las etapas de comisión de estos delitos de “atentados explosivos terroristas” reconociendo un mismo modus operandis en todos ellos:

Planificación para realizar el atentado: Elección del lugar (características del entorno: poca luminosidad, análisis de las cámaras que hay, flujo de tránsito y peatones…); propender a la difusión, en este caso elegir un lugar ubicado al frente de una oficina del MEGA; elección del tipo de artefacto a utilizar: dimensiones, sustancias, modo de activación (temporizador, mecha); partícipes: en este punto destaca que la participación del acompañante radica en la vigilancia, que existe un acuerdo previo entre ambos de que si algo falla, el otro huye, etc: haciendo presente que es algo que se repitió tanto para el caso de Mauricio Morales como para este caso; elección de la movilización, que en este caso fue la moto.

Instalación, día de ejecución: El perito acá vuelve a su afán de vincular a Luciano con Mauricio Morales, entre otras cosas señalando que el atentado se produjo casi una semana después de cumplirse 2 años desde la muerte de Mauricio Morales, que según la declaración de la ex compañera de Luciano, ambos habrían asistido a una actividad en la “okupa” Cueto con Andes, en conmemoración a la muerte de Mauricio Morales, lo que se reafirma con informes policiales de la PDI en que existe registro fotográfico de aquello.

Termina por analizar las reivindicaciones que se realizan en las páginas de Internet de estos “atentados”, señalando que al comienzo incluso se enviaban a canales de comunicación oficiales, lo que se dejó de hacer cuando se supo de las tácticas de investigación de las policías, que lograba llegar a las direcciones IP de los computadores utilizados, aunque siempre terminaban siendo de un cibercafé. Se refirió a páginas como “Liberación total” “Hommodolars”, páginas anarquistas internacionales, que utilizan servidores de correos electrónicos que no son comunes, en donde hay resguardo de la información y difunden estas reivindicaciones, “endiosando” a quiénes las ejecutan…en conclusión, la misma teoría de anarquistas=terroristas, aún cuando reconoce que para este atentado no hubo una reivindicación, pero concluyendo que eso sólo ocurrió porque fue un ataque fallido.

Para la próxima semana, se espera que el día lunes termine la prueba de la fiscalía y de los querellantes (ministerio del interior, banco Santander), para comenzar el día martes con la prueba de la defensa.

About Solidarixs

Sitio en solidaridad con Luciano Pitronello. Nuestro mail de contacto es: solidaridadactiva[a]riseup.net
This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *